Guía para comprar una casa usada

Descripción:

Uno de los sueños más grandes en la vida de las personas es contar con una casa propia.  Es una búsqueda que puede abarcar algunos años, la investigación de varias posibilidades, desde las hipotecas, los trámites y requisitos para obtener un crédito o financiamiento y muchas visitas a terrenos o a desarrollos hasta encontrar el lugar ideal, resulta ser una casa usada.

 

Primero, no hay que preocuparse, ya que puede ser una excelente inversión si se toman las medidas necesarias y recomendaciones para sacarle el mejor provecho. Sigue esta breve guía que te ayudará a decidirte sobre esa casa ideal que has encontrado.

 

  1. Considera la ubicación. Esta es una de las razones principales por las que se opta por una casa usada, generalmente su ubicación las hace atractivas. Si encontraste una vivienda en una zona residencial con accesos a avenidas, zonas comerciales, áreas recreativas, unidades médicas, bancos, entre otros servicios, felicidades. Contempla también las posibilidades de transporte y el tiempo de traslado en horas pico.  
  2. Costo. Una casa usada puede ser más económica que una nueva. Cerciórate de contar con un valuador certificado que te ayude a determinar el precio de la vivienda.
  3. La antigüedad, el tipo y material de construcción así como las posibilidades de ampliación. Revisa bien la casa y verifica que esté en condiciones para ser comprada, es decir, en buen estado en paredes, techos, sistema eléctrico, tuberías, entre otros. Considera también los gastos en los que puedes incurrir al remodelarla. No es aconsejable adquirir una vivienda de más de 30 años de antigüedad.
  4. Aspectos legales. No adquieras un inmueble si no cuenta con las escrituras. Además debe contar con las licencias de uso de suelo, colindancias perfectamente establecidas y predial al día.
  5. Vigila también que no tenga adeudos de servicios de agua, luz, telefónicos, entre otros.
  6. Es recomendable también visitar la vivienda durante varios momentos en el día, verificar la iluminación, platicar un poco con los vecinos, profundizar en los motivos de venta. Toda la información que puedas obtener te ayudará a tomar la mejor decisión.

 

Si ya estás decidido a adquirir la vivienda, es recomendable asesorarte con un agente inmobiliario que te pueda ayudar en los aspectos legales de la compra venta, ya que es necesario solicitarle al vendedor su identificación oficial, verificar que el título de propiedad o escritura notarial esté inscrita en el Registro Público de la Propiedad, de ahí obtendrás la información sobre las dimensiones del terreno, metros cuadrados construidos y ubicación exacta, el nombre del propietario así como posibles adeudos.

 

Posteriormente deberás firmar un compromiso de compra en el que se defina el precio final y las modalidades de pago, anticipo y formalización del contrato de compra venta y seguir las indicaciones de tu asesor legal.

 

Felicidades, un sueño más se suma a tu lista de deseos realizados.