5 aspectos a considerar al comprar una casa cuando tienes niños.

Descripción:

Comprar una vivienda  es uno de los mayores sueños de muchas familias. Implica muchas decisiones y varios aspectos a cuidar para que esta gran inversión sea redituable y agradable.

Algo muy importante al hacer esta elección es tener en cuenta a todos los miembros de la familia, sus necesidades actuales y futuras, para que disfruten al máximo del lugar que será su hogar.

Pensando en se requiere cuidar cada detalle, te presentamos cinco aspectos que debes tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda, sobre todo considerando que los más pequeños de la casa se puedan sentir a gusto, además de saber que estás tomando la mejor decisión familiar.

 

  1. Zonas verdes y recreativas

Los pequeños disfrutan mucho de las actividades al aire libre, por eso asegúrate de contar con una vivienda que tenga cerca áreas verdes, parques e incluso dentro del mismo complejo si hay alguna zona de juego para niños.

Lo mejor: Estos espacios pueden convertirse en la excusa perfecta para pasar más tiempo con los niños, ya que puedes organizar salidas en los ratos libres, pequeñas excursiones en bicicletas y todo lo que se ocurra.

Además, si estos parques cuentan con canchas de algún deporte (fútbol, baloncesto) puedes aprovecharlas para enseñarles disciplina y constancia.

  1. Ubicación

Vivir cerca del colegio o  guardería puede ser muy favorable, pues evitarás trayectos largos por la ciudad e incluso puedes disminuir la ansiedad de los pequeños por asistir a la escuela. Además, vivir cerca de la escuela te permitirá ir a buscarlo en caso de que se sienta indispuesto o que tu presencia sea necesaria para alguna actividad escolar.

Lo mejor: Es importante considerar también las vialidades y accesos a tu sitio de trabajo, ya que puedes ahorrar tiempo y dinero.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es la cercanía a algún centro de salud u hospital para que, en caso de que alguien se enferme, resulte mucho más fácil y rápido.

  1. Espacios interiores

Al momento de elegir una vivienda es importante considerar los espacios interiores como un punto clave para todos los integrantes de la familia. En caso de tener niños, la distribución y el área de la vivienda toman aún mayor importancia pues los pequeños necesitan de diferentes ambientes para poder desarrollar sus actividades. Por ejemplo, un niño pequeño necesitará una habitación separada de sus padres (para fortalecer su autonomía e independencia), pero también necesitará áreas comunes amplias para gatear o correr sin tener el riesgo de chocar con algún mueble.

En el caso de niños en edad escolar, será de suma importancia que en casa exista una zona destinada al estudio para que puedan desarrollar sus deberes sin ninguna distracción y adquieran una disciplina de estudio que les permita lograr mejores resultados.

Lo mejor: Al momento de elegir una nueva vivienda, deja que los pequeños hagan un dibujo de sus habitaciones, que ellos sean quienes elijan los colores y de ser posible, los muebles.

  1. Seguridad

El ambiente de la zona en la que escojas comprar tu vivienda es muy importante, pues es allí donde tus hijos crecerán. Por eso es vital elegir una zona familiar, residencial segura, en la que pueda conseguir amigos de su edad, con intereses similares y por supuesto, que no corra ningún riesgo de seguridad.

Al momento de elegir una vivienda también asegúrate de conocer a tus vecinos y de que todos los miembros de tu familia tengan a la mano los teléfonos de emergencia, en casa en una forma visible y por escrito en alguna de sus pertenencias.

Lo mejor: Verifica si el complejo inmobiliario cuenta con servicio de seguridad privada, si se encuentra cerca alguna estación de policía y recuerda recomendarles a tus hijos siempre estar prevenidos ante cualquier eventualidad.

  1. Inversión a futuro

Recuerda que una casa propia es una inversión a futuro, por eso es importante que te asegures de que la construcción sea confiable, se encuentre dentro de una zona en la que la construcción sea legal, que pueda adquirir plusvalía y  sobre todo que el inmueble se encuentre libre de hipotecas.

Lo mejor: A futuro serán los hijos los que saquen provecho a la vivienda y lo ideal es que el inmueble se convierta en una propiedad que funcione como una herencia.

Esperamos que estas recomendaciones sean de gran ayuda y orientación al momento de adquirir tu nueva vivienda. Si tienes alguna pregunta, nos dudes en pedir información a un asesor inmobiliario.