Todo lo que necesitas saber sobre el impuesto predial

Descripción:

El impuesto predial es una contribución que realizan los propietarios de un inmueble,  ya sea una vivienda, despacho, oficina, edificio o local comercial a los Ayuntamientos. En nuestro estado, y en general en todo el país, el predial se calcula en forma anual y se paga durante los primeros meses del año con facilidades para los contribuyentes y para aquellos que aportan la cuota mínima, es decir, jubilados, pensionados o mayores de sesenta años.

Los descuentos por pago oportuno varían entre el 5% y el 15%, es decir, si se paga durante enero y febrero obtienes el porcentaje mayor de descuento y éste va disminuyendo a lo largo del año, de acuerdo a lo que establezca la autoridad municipal.  Por ejemplo, para quienes cuentan con paneles solares en sus viviendas se aplicó en 2017 un descuento especial por la autoridad municipal.

En Mérida se puede pagar en efectivo, con tarjeta de débito, crédito o cheque, en ventanilla en las oficinas recaudatorias establecidas o en línea, por todas las propiedades o lotes. En caso de no pagar a tiempo, los propietarios se hacen acreedores de multas, recargos y actualizaciones.  Además, es un requisito estar sin adeudos de este impuesto para quienes quieran vender una propiedad.

Seguramente te preguntarás de dónde surge este impuesto y para qué se utiliza. Este pago existe en muchos países del mundo y se sustenta en que todos aquellos propietarios de un bien inmueble deben aportar una cuota anual al Estado. Generalmente se destinan a obras y servicios públicos.

Cálculo del predial

Para calcular el impuesto predial, la autoridad municipal considera algunos factores tales como: la propiedad o posesión de predios y las construcciones que en ellos existen; la persona física o moral a quien se le cobra el impuesto; el valor catastral del inmueble y el porcentaje que se aplica a la base para obtener el monto del impuesto.

El factor más importante es el valor catastral del inmueble, es decir, el que se obtiene calculando los valores unitarios del suelo y el valor de la construcción para luego multiplicar éstos por la superficie de la edificación.

El cálculo del valor del suelo se obtiene de la ubicación del inmueble y se toma en cuenta la infraestructura y equipamiento urbano (servicios), si el inmueble se encuentra en una avenida o vialidad importante o muy transitada. Normalmente las grandes vialidades aumentan el valor comercial de una propiedad al incrementar la actividad económica de la zona.

El valor de la construcción se calcula considerando el tipo de inmueble, ya sea habitacional o comercial; el número de pisos, tanto de la construcción general, como del propio inmueble; la superficie del terreno y de la construcción así como la antigüedad.

Por último, para realizar el cálculo, se toman en cuenta los valores expresados en unas tablas que determinan el monto del impuesto predial de acuerdo con el rango de valor catastral en que se encuentra la vivienda. De los factores descritos anteriormente se establece el monto final a pagar, de tal forma que el impuesto predial será diferente para cada persona y por cada predio.

El impuesto predial es una obligación a cumplir con el Estado, un pago que cuenta con múltiples facilidades y descuentos para todos aquellos que poseen una vivienda y, además, se ve reflejado en mejores servicios para los ciudadanos.

Por otra parte, tanto si va a vender una vivienda como para quienes van a adquirir una o a rentar, es importante cumplir y verificar que la propiedad esté en regla en el pago de este impuesto. Para ello puede asesorarse adecuadamente con nosotros para brindarle más información sobre este impuesto y como puede cumplir con este requisito para la adquisición o renta de un inmueble.