¿Por qué invertir en un patrimonio para tu futuro?

Descripción:

Contar con una propiedad es asegurar un patrimonio a futuro, un terreno por ejemplo es una inversión de valor que puede servirte de respaldo en caso de alguna emergencia. Si aún no cuentas con uno queremos decirte que es posible adquirirlo, sobre todo si eres de los que planean a largo plazo. ¿Quieres saber cómo iniciar un patrimonio? Aquí te sugerimos cómo empezar a ocuparte por crear uno.

El patrimonio es la diferencia. Adquirir una propiedad equivale a ponerse una meta a largo plazo, iniciar un patrimonio individual que puede ser la diferencia para tener ir adquiriendo inversiones redituables. Sabemos que no es tarea fácil, pero es necesario comenzar a actuar y buscar formas y medios para incrementar tu patrimonio y seguridad.

Ya sea por realizar una inversión, o bien, pensando en construir en un mediano plazo, la compra de un terreno se puede realizar mediante financiamiento, un crédito bancario o con ahorros. El crédito hipotecario es un medio para iniciar, mejorar o incrementar tu patrimonio. Es una línea de crédito, un préstamo, que otorga una institución financiera. Puede ser a mediano o largo plazo y utilizarse para diferentes motivos: compra de terreno, casa o departamento, también los hay para mejorar, ampliar o remodelar un inmueble. La propiedad queda como garantía, y al igual que en todo crédito, te comprometes a pagar el importe del préstamo, más un cargo adicional llamado interés.

Si adquieres un terreno mediante crédito, éste irá formando parte de tu patrimonio conforme lo vayas pagando. Por lo tanto, cada mensualidad representa un paso que te acerca a poseer de manera completa la propiedad.

Si estás pensando en contratar tu primer crédito o uno adicional, busca uno que se ajuste a tus posibilidades de ahorro y de pago mensual. Eso sí, la compra de un terreno no debe comprometerte económicamente, por eso es necesario comparar opciones, recurrir a la asesoría especializada para buscar la propiedad adecuada en ubicación y dimensiones que cumpla con tus necesidades y expectativas a un mediano plazo.

Algunas recomendaciones que te ayudarán a decidirte a adquirir un terreno:

1. Verifica tus finanzas. Analiza si dispones del suficiente presupuesto para cubrir los gastos que conlleva la adquisición de un terreno, tales como las comisiones y costos por apertura de crédito, avalúo, enganche, gastos de escrituración y las  mensualidades que deberás cubrir durante el periodo que dure tu crédito hipotecario, entre otros gastos.

2. Busca financiamiento. Compara las tasas e intereses que ofrecen los créditos, así como la reputación y servicio de las instituciones financieras.

3. Define la ubicación. Existen diversos factores que determinan si conviene o no un terreno en una zona determinada, por ejemplo: accesibilidad, servicios de pavimentación, agua, electricidad, rutas de transporte, posibilidades de uso de suelo comercial, etc.  Solicita asesoría inmobiliaria para que te ayuden a decidir cuáles serían las zonas que más te convienen.

4. Determina  el diseño.  Dependiendo de lo que estés pensando para el terreno, ya sea una función residencial o comercial y previendo a futuro, analiza las características y dimensiones que buscas para construir.

5.Busca asesoría inmobiliarios. Cuando se trata de adquirir una terreno,  es necesario recibir asesoría de profesionales que te pueden brindar información y acompañar en este proceso, sobre todo por los aspectos legales que se pudieran presentar.

Adquirir un patrimonio es un logro personal, una inversión para tu seguridad, para tu futuro individual y familiar. No tienes que hacerlo solo, puedes recibir la asesoría personalizada de profesionales que te ayudarán a ir tomando las mejores decisiones paso a paso.